Rescatando la Gira Europea de 1927

Gira1927

El club recién superaba las tres décadas de vida y estaba acostumbrado a competiciones de entrecasa, enfrentando con frecuencia a rivales argentinos y algunas veces brasileños; la odisea de jugar al fútbol en el viejo continente todavía no se había encarado.

Fue en los meses de abril, mayo y junio de 1927 cuando se disputaron 19 partidos en Alemania, Suiza, Austria, España, Checoslovaquia y Francia, por vez primera un combinado de futbolistas Carboneros pisaba suelo europeo representando al club de las once estrellas. La gira significaba dejar a un lado el torneo local y enfrentarlo con un elenco de alternativa que finalmente logró ascender hasta el segundo lugar de un Campeonato Uruguayo que conquistó Rampla Juniors.

Reconstruir los pasos de aquel equipo en Europa no es tarea sencilla, los resultados han llevado al olvido muchos de los partidos y son escasas las referencias a aquellos tres meses entre los diversos autores que se han encargado de narrar la historia del Club Atlético Peñarol. Para esa tarea las hemerotecas de diversas publicaciones de España, Alemania, Francia y Suiza permiten rescatar mucha información e indagar de la forma más precisa posible, aunque es siempre necesario un fuerte cotejo de datos, por poner un solo ejemplo, en la página deportiva del diario ‘La Voz de Menorca’ de abril de aquel año bajo el subtitulo ‘FOOT-BALL’ se indica “Telegrafían de Munich que el equipo uruguayo Peñarol ha triunfado sobre el Bayern por dos a cero.”; aquel partido terminó en realidad 2 a 1 a favor de los alemanes.

La revista argentina ‘El Gráfico’ nos permite situarnos en la semana previa al inicio del viaje: “Peñarol va a Europa en gira completamente amateurista. Vencido o vencedor en los cotejos que sostenga en campos europeos retornará a su país sin obtener ganancias de dinero y sí algunas pérdidas provocadas por los gastos imprevistos que siempre se presentan y aquellos que le reporte la ida del masajista Fígoli. Club de vida económica, asegurada por la crecida cantidad de asociados con que cuenta, así como por la excelente administración de sus dirigentes, no le interesa realizar una gira de la cual pueda obtener beneficios de dinero. Deseaba premiar con un viaje al viejo mundo a sus consecuentes jugadores, que no habían podido visitar Europa con motivo del cisma, hoy solucionado. El club aurinegro hará sport simplemente y tratará de afirmar, lejos de la patria, los prestigios adquiridos en largos años de luchas, y tiene la esperanza de dejar gratos recuerdos de su cruzada.” La referencia a la victoria de la Selección Uruguaya en Colombes será constante en las notas de época, utilizándola como herramienta comparativa entre el juego de aquella y el del plantel de Peñarol a medida que se desarrollaban los juegos.

La travesía América-Europa se realizó en el barco ‘SS Conte Verde’ de la empresa italiana Lloyd Savaudo, una embarcación que hizo su viaje inaugural desde Génova a Buenos Aires en 1923 y que cubría habitualmente esa ruta. Transportaba hasta 2.500 pasajeros y se trataba de una nave de confort, permitía realizar actividades físicas en cubierta, elemento que contaba a favor de los deportistas, existe incluso un archivo fotográfico en el que puede verse a los jugadores del club realizando gimnasia en el barco. Unos años después el ‘SS Conte Verde’, que ya había trasladado a Carlos Gardel desde Francia a América, sería el medio de locomoción de las delegaciones de Rumania, Francia, Bélgica y Brasil, además del presidente de la FIFA Jules Rimet y varios árbitros, para enfrentar la primera Copa del Mundo en Uruguay. Durante aquel 1927 los registros compendian 10 viajes uniendo los dos continentes, una ruta con escalas en Barcelona, Rio de Janeiro y Santos.

La delegación de Peñarol estuvo compuesta por los principales elementos del primer equipo Carbonero, exceptuando a José Antonio Piendibene que se quedó en Uruguay recuperándose de una lesión, además se optó por no llevar jugadores invitados de otras instituciones, práctica muy común por aquellos años y determinación que disminuía el poderío deportivo. El plantel de futbolistas lo integraron: Juan Legnazzi, Luis Biscardi, José Benincasa, Demis D’Agosto, Alberto Nogués, Juan Santero, Pascual Ruotta, Gildeón Silva, Antonio Aguerre, Alfredo Boccardo, Antonio Campolo, Peregrín Anselmo, Antonio Sacco, Pablo Terevinto, Arturo Suffiotti, Juan Arremón, Ladislao Pérez y Pascual Paola. La mayoría de ellos solicitaron 4 meses de permiso en sus trabajos para poder realizar el viaje. El grupo de futbolistas iba liderado por Vicente Rubino como presidente de la delegación, además de Pablo Perazzo (Delegado), Leonardo De Lucca (Entrenador) y Roberto Fígoli (Masajista). Aunque no aparezca de esta forma en el repaso la delegación también viajó con un médico, Alberto Nogués no solo era jugador de fútbol, además era Doctor.

El martes 15 de marzo de 1927 en Montevideo embarcaba el grupo rumbo a Europa con la intención de desembarcar en Barcelona y desde allí tomar un tren a Paris para jugar el primer partido en esa ciudad. Algunos días antes de llegar a Europa reciben una comunicación del delegado dando cuenta del cambio de planes, el primer partido finalmente se jugará en Viena.

Ocho días después el diario ‘La Vanguardia’ da cuenta en el apartado ‘movimiento del puerto’ del arribo “De Buenos Aires y escalas, vapor italiano «Conté Verde», con tránsito y 89 pasajeros.”, “Artistas suramericanos del fútbol en Europa” dirá algunas jornadas después el ABC de Madrid. En la mañana de ese 23 de marzo la delegación hizo escala en Barcelona, siendo allí saludados por deportistas locales y realizando una visita turística por los principales lugares de la ciudad para partir a las 12:30 rumbo a Génova. La idea es regresar en algunas semanas a España para jugar con Barcelona y Deportivo Español; en Génova serán recibidos por deportistas italianos que ofrecieron homenajes.

En este punto aún no se habían acordado partidos en Alemania por diferencias económicas, Peñarol pretendía recibir determinado dinero en dólares, cosa que no agradaba a los germanos, además se manejaba realizar un partido contra Genoa al desembarco en Italia previa partida a Viena, cosa que finalmente no sucedió. Todos elementos que demuestran los descuidos organizativos.

Es el domingo 3 de abril cuando Peñarol juega por primera vez un partido en el continente europeo, será 1-3 frente a la Selección de Viena en Austria, convirtiendo el gol Carbonero Pablo Terevinto y resultando Alberto Nogués (el Doctor) con una lesión de rodilla que le impediría volver a jugar por el resto de la gira. La crónica de ‘El Mundo Deportivo’ deja testimonio de aquella primera experiencia: “El Peñarol de Montevideo, actual campeón uruguayo, debutó ayer en su gira por Europa. El debut fue en Viena y contra un adversario de gran clase, cual el que representa la capital de Austria. La presentación de los uruguayos llevó al campo un público numerosísimo que tuvo ocasión de asistir a un gran partido. El primer tiempo fue favorable a los uruguayos que realizaron un esplendido juego de combinación y dominaron logrando un tanto. En el segundo tiempo, cambió el cariz del partido. Los uruguayos decayeron, al propio tiempo que en las filas vienesas se operaba una reacción manifiesta, consecuencia de la cual fueron tres goals que inclinaron netamente a su favor un resultado que en el primer tiempo parecía deber ser todo lo contrario. Se esperan con gran interés las nuevas actuaciones del Peñarol.”

Solucionados los inconvenientes previos, una semana más tarde comienza la serie de partidos en Alemania, todos ante rivales de primera línea, mientras el rival que se descarta es el Deportivo Español que presenta su calendario para los meses siguientes y no incorporan el amistoso contra Peñarol, sobre el que aseguran no hubo ninguna negociación.

En el Estadio Grünwalder Strasse frente a 30.000 espectadores, una “multitud récord” según los registros que hoy hablan de ese partido, Peñarol se midió el 10 de abril con el Bayern Münich que venció 2 a 1 habiendo convertido nuevamente Pablo Terevinto, esta vez a pocos minutos del final del partido. Nuevamente se hizo presente en el score Terevinto cuando cinco días después la victoria fue para el Hamburger SV por 3 a 2, con un penal dudoso a favor de los locales y Antonio Sacco convirtiendo el segundo gol Aurinegro, mismo autor para el gol de una nueva derrota, el domingo 17 por 1-2 ante el SpVgg Dresden. El derrotero en Alemania siguió en la capital por la mínima dos días después frente a Hertha Berlin: “Peñarol de Montevideo ha celebrado ayer un “match” con el Foot-Ball Club Hertha de Berlín, con asistencia enorme de espectadores. El partido ha sido de gran interés, venciendo el equipo alemán por uno a cero.” Informaba el ABC Madrid del miércoles siguiente.

El día 24 de abril de 1927 debe marcarse para las efemérides como la fecha en que el Club Atlético Peñarol conquistó su primera victoria en suelo europeo, luego de cinco partidos en veinte días llegó el momento de enfrentar a un Eintracht Frankfurt reforzado con jugadores del FSV y tres del Rot-Weiss. Los 10.000 espectadores que llegaron al Waldstadion pese a la incesante lluvia pudieron ver las anotaciones de Arturo Suffiotti (en dos oportunidades) y Pascual Ruotta con las que Peñarol venció 3 a 1. Formó la visita con Luis Biscardi, Demis D’Agosto, José Benincasa, Pascual Ruotta, Gildeón Silva, Antonio Aguerre, Ladislao Pérez, Antonio Sacco, Pablo Terevinto, Peregrín Anselmo y Antonio Campolo y se puso en disputa el trofeo Ciudad de Frankfurt que viajó a las vitrinas Carboneras.

Luego de un breve descanso en Paris se continuó el recorrido en Suiza, donde el 1º de mayo se venció a Young Fellows por 1 a 0 con gol de Arturo Suffiotti. A los tres días se enfrentó en Austria al Rapid Viena, por aquel entonces potencia Europea que en ese año sería el equipo más goleador de la Liga doméstica y se alzaría con la Copa de Austria además de enfrentar a Sparta Praga en la final de la Copa Mitropa, una competencia para equipos de países de Europa Central, que finalmente conquistaría el equipo checoslovaco. El nivel de aquel equipo quedó demostrado con un 0-5.

Hacia el 8 de Mayo el rival fue Sparta Praga en Checoslovaquia, en aquel juego a pocos minutos del final el local logró la ventaja mediante un autogol de un defensor Carbonero. Sparta Praga era dominador absoluto del fútbol de su país, se lo enfrentó como campeón vigente de Checoslovaquia y seis meses después se coronaría como el mejor club de Europa Central. El reconocimiento por el buen partido realizado valió un intento de programar otro partido para el día siguiente con un combinado del Sparta y el Slavia pero no prosperó. “El Peñarol tiene mala suerte. Antes y después. En Viena perdieron los uruguayos en juego completamente abierto contra el Rápid por 0-5. Deberían haber logrado, por lo menos, otros tantos goals, pero delante de la puerta son la inocencia personificada y parece que desconocen lo que significa un tiro. Lo mismo ocurrió en Praga. El Sparta derrotó al Peñarol ante 20.000 espectadores, por 1-0, no obstante la superioridad del Peñarol, abrillantada por su táctica y su técnica. Se dio el caso de que el público rindiera grandes ovaciones a los extranjeros y silbara al campeón checoslovaco. Y precisamente Praga tiene el mejor público de football, si se exceptúa a Stokolmo, aunque los checoslovacos son demasiado patrioteros.” Rescataba un relato de ‘El Mundo Deportivo’ barcelonés.

La extraña programación de partidos marcó para el 21 de mayo otro partido en Suiza, con victoria clara por 7 a 1 ante Lausanne-Sports en el Stade de La Pontaise nuevamente con un clima amenazante. Al minuto 9 Peñarol ya ganaba 1 a 0 y el entretiempo se fue 3 a 1. Los goles llegaron gracias a Pablo Terevinto x2, Antonio Sacco x2, Pascual Paola x2 y Pascual Ruotta. En aquel momento también el club inglés Manchester United disputaba algunos partidos en Suiza y la prensa se encargaba de señalar las diferencias entre el juego de los visitantes, marcando a favor de Peñarol los ataques con furia, ímpetu y gran velocidad.

Solo 24 horas después se jugó frente a la Selección de Berna, comenzaron ganando los suizos y el partido terminó empatado en uno gracias a un gol de cabeza de Pascual Paola a los 35 minutos de juego, con el cansancio acumulado el resultado es positivo y “el público moralmente le adjudicó el triunfo” a los uruguayos. El camino siguió con más éxitos en Suiza, con un 1 a 0 frente al Servette el 26 de mayo, un juego parejo que no tuvo goles en la primera parte y fue victoria gracias a Antonio Sacco.

La que podría identificarse como primera parte de la gira, con sucesivas idas y vueltas por la Europa Central, concluyó el 29 de mayo en el Stade Buffalo de Paris, enfrentando a un combinado de la Liga Parisina conformado por jugadores del Stade Reims, Levalois, Red Star, Vitry, Club Français y Racing, entre otros. En aquella jornada al ingresar al campo se realizo una vuelta de honor recibiendo una ovación del público. Antes del inicio se hizo un minuto de silencio por la memoria del rugbier Aimé Cassayet y los pilotos Charles Nungesser y François Coli, héroes de la Primera Guerra Mundial que desaparecieron intentando un vuelo entre Paris y Nueva York. Salieron al campo de juego Luis Biscardi, José Benincasa, Demis D’Agosto, Pascual Ruotta, Gildeón Silva, Antonio Aguerre, Ladislao Pérez, Arturo Suffiotti, Pablo Terevinto, Peregrín Anselmo y Juan Arremón. El primer tiempo finalizó sin goles, en el segundo tiempo abrieron el score los franceses pero pudimos empatar con gol de Arturo Suffioti.

Tras este compromiso el equipo “Noir et or” encaraba la recta final de la gira, a fines de mayo se confirman los partidos frente al Barcelona que también debieron superar gestiones dificultosas según marcó textualmente la prensa española: “La aureola de prestigio y gran clase de que goza el equipo americano en toda Europa sé transformó, tan pronto como se supo su viaje, en una serie de contratas que hacían temer por la ausencia de este famoso equipo en nuestro campo de Las Corts. Pero nuestro club campeón, venciendo todos los obstáculos y dispuesto a todos los sacrificios materiales, logró finalmente el compromiso de tan respetado cuadro para que nos visite en las fechas señaladas.”

En definitiva el primer día del mes de junio la delegación pisa nuevamente la ciudad de Barcelona, allí el Secretario Vicente Rubino se encarga de echar luz explicando los motivos de resultados magros, Peñarol ha tenido que jugar casi todos los partidos contra el clima, con incesantes lluvias y nevadas en algunos casos y sentencia: “Hemos visitado países que crea usted que no volveré a visitar ni en plan de turista particular”, a la vez que remarca el carácter fraternal del viaje, sin perseguir réditos económicos tal como había sido comentado antes de emprender el viaje. Destaca también lo parcial de algunos arbitrajes, sobre todo en Alemania, la lesión de Nogués y la neuralgia que mantenía en cama a Silva. Son muchos los artículos escritos en los periódicos durante la estadía de la delegación en España para los que serían los últimos seis encuentros y es destacada la expectativa que se había generado por ellos; tanto que por ejemplo llevaron a la perfumería Myrurgia a elaborar trofeos de plata para que se disputen Peñarol y Barcelona. Aquellas copas fueron puestas en exhibición en un local comercial del centro de la ciudad en las jornadas previas a los partidos.

Finalmente el 5 de junio juega Peñarol por primera vez en España, en el campo de Les Corts, escenario que precedió al Camp Nou. Para el Carbonero jugaron Luis Biscardi, José Benincasa, Demis D´Agosto, Alfredo Boccardo, Pascual Ruotta, Antonio Aguerre, Ladislao Pérez, Antonio Sacco, Pablo Terevinto, Peregrín Anselmo y Juan Arremón. El ingreso de los dos equipos se produjo junto al jugador barcelonista Esteban Pedrol quien portando un bastón realizó el puntapié inicial. El futbolista había sufrido dos meses antes una fractura expuesta de tibia y peroné en el partido Barcelona-Valencia. Aunque el dominio fue alternado el juego culminó con un resultado exagerado, 5 a 1 a favor del local, el gol de Peñarol lo convirtió Antonio Sacco.

Mucho más normal fue el desarrollo de la revancha, al día siguiente, con un equipo que solo varió su portero, jugando Juan Legnazzi en lugar de Luis Biscardi. Comenzó ganando Peñarol con gol de Ladislao Pérez mediante tiro cruzado y finalmente fue igualdad 1 a 1, despidiendo el público con una gran ovación al equipo.

Las relaciones con el equipo barcelonista se estrecharon en aquellas dos jornadas, prueba esto que al año siguiente, en la gira de Barcelona por Argentina y Uruguay, se volvieron a enfrentar los dos equipos reeditándose la igualdad del segundo partido. Con la siguiente misiva dirigida a su Presidente se despidió Peñarol de Barcelona: “La Delegación del C.A. Peñarol de Montevideo, antes de abandonar esta bella y progresista ciudad, que honra a España, siente un verdadero placer en expresar a las autoridades del Club de su digna presidencia, su hondo reconocimiento por las múltiples y espontáneas atenciones de la que han hecho objeto y que han constituido, en forma positiva, a hacer más larga su estancia en ella. Llevamos, señor Presidente, de esta ciudad y en particular de ese prestigioso Club, la más alta y noble impresión y en su oportunidad la transmitiremos a la Comisión de nuestro instituto, que la aprecien en su positivo valor. Permítasenos que aprovechemos esta grata oportunidad para felicitar a los bravos y hábiles deportistas que se han medido con los nuestros en estas dos justas amistosas, por la pericia que han demostrado y por la corrección caballeresca con que se han conducido. Van también nuestras felicitaciones a los árbitros que han dirigido los matchs por la imparcialidad con que lo han hecho. Finalmente deseamos tributar nuestro aplauso sentidamente emotivo y expresar nuestro reconocimiento hondo, a esa enorme y entusiasta multitud que llenaba las amplias instalaciones de vuestro estadio, por la calurosa y fraternal acogida con que recibió y estimuló a nuestro equipo durante los dos partidos disputados al Barcelona Futbol Club. Rogamos, pues, al señor Presidente quiera ser fiel intérprete de nuestros sentimientos y transmitir a todos los miembros de esa Directiva las expresiones de nuestra particular estima.”

En la semana siguiente con un calor asfixiante recibió Madrid a la delegación, el Athletic Madrid lo hizo con jugadores de reserva y el público con poco interés. Con goles de Pablo Terevinto, Antonio Sacco y Peregrín Anselmo en tres oportunidades Peñarol venció 5 a 2 y formó con Juan Legnazzi, Juan Santero, Demis D´Agosto, Pascual Ruotta, Alfredo Boccardo, Antonio Aguerre, Ladislao Pérez, Antonio Sacco, Pablo Terevinto, Peregrín Anselmo y Juan Arremón. La brillante exhibición se repitió tres días después con los mismos actores, aunque con resultado más ajustado, 4 a 3, con anotaciones de Pablo Terevinto y Antonio Sacco, ambos por duplicado. Athletic tuvo a su favor la ejecución de un penal que patearon dos veces, el primer intento había sido rechazado por el horizontal. En el equipo español durante el primer tiempo atajó Ricardo Zamora, aquel que había sido vencido por José Antonio Piendibene el año anterior en Montevideo, lo hacía invitado por el club que pretendía contratarlo, cosa que finalmente no sucedió.

El último escenario que visitó Peñarol en la primera gira europea de su historia fue el Estadio de Mestalla, los días 19 y 22 de junio en juegos frente al Valencia. El primero fue igualdad sin goles y los dos equipos erraron un penal, en el caso del ejecutado por los valencianos se ejecutó de ese modo de forma voluntaria porque la sanción había sido injusta; jugaron Luis Biscardi, José Benincasa, Pascual Ruotta, Juan Santero, Gildeón Silva, Antonio Aguerre, Ladislao Pérez, Antonio Sacco, Pablo Terevinto, Peregrín Anselmo y Antonio Campolo. La revancha jugada con Luis Biscardi, José Benincasa, Demis D´Agosto, Pascual Ruotta, Gildeón Silva, Antonio Aguerre, Juan Arremón, Antonio Sacco, Pascual Paola, Peregrín Anselmo y Antonio Campolo tuvo victoria Carbonera por 2 a 1 con anotaciones de Peregrín Anselmo de cabeza y Juan Arremón. Nuevamente los locales fallaron un penal, en esta oportunidad atajado por Biscardi.

Con esa victoria se cerraba la actividad, al día siguiente se encaraba el viaje desde Valencia a Barcelona para embarcar nuevamente rumbo a América, a bordo del ‘Conte Verde’ que zarpó el 24 de junio con decenas de emigrantes del viejo mundo entre sus pasajeros.

RESUMEN DE PARTIDOS DISPUTADOS
03-04-1927 | 1-3 | Selección de Viena (Austria)
10-04-1927 | 1-2 | Bayern Munich (Alemania)
15-04-1927 | 2-3 | Hamburger SV (Alemania)
17-04-1927 | 1-2 | SpVgg Dresden (Alemania)
19-04-1927 | 0-1 | Hertha Berlin (Alemania)
24-04-0927 | 3-1 | Eintracht Frankfurt (Alemania)
01-05-1927 | 1-0 | Young Fellows (Suiza)
04-05-1927 | 0-5 | Rapid Viena (Austria)
08-05-1927 | 0-1 | Sparta Praga (Checoslovaquia)
21-05-1927 | 7-1 | Lausanne-Sports (Suiza)
22-05-1927 | 1-1 | Selección de Berna (Suiza)
26-05-1927 | 1-0 | Servette (Suiza)
29-05-1927 | 1-1 | Liga Parisina (Francia)
05-06-1927 | 1-5 | Barcelona (España)
06-06-1927 | 1-1 | Barcelona (España)
12-06-1927 | 5-2 | Athletic Madrid (España)
15-06-1927 | 4-3 | Athletic Madrid (España)
19-06-1927 | 0-0 | Valencia (España)
22-06-1927 | 2-1 | Valencia (España)

El ordenamiento de los partidos resulta ridículo revisando la cantidad de viajes realizados dentro del continente, se jugó en Austria para volver un mes después a jugar nuevamente, se jugó en Suiza donde se retornó veinte días después previo paso por Austria y Checoslovaquia. Organizando el itinerario en forma lógica, tocando todas las ciudades visitadas se podrían haber jugado los mismos partidos ahorrando muchos kilómetros de viajes internos.

En las jornadas previas a la disputa de los partidos en Barcelona la prensa se encargó de identificar las causas por las que hasta ese momento los resultados obtenidos no habían sido los mejores, desarrollando la teoría de falta de aclimatación, cansancio por acumulación de partidos y el enfrentamiento a grandes potencias futbolísticas desde el arranque de la gira en la que los futbolistas regalaron un juego “bello y eminentemente artístico”.

En prácticamente todas las crónicas que revisamos se hace especial referencia a un estilo de juego que resulta atractivo, pero que carece de ofensivas contundentes, un equipo que domina los partidos pero que no convierte goles.

La gira que inició con 5 encuentros sin conocer la victoria y terminó con 5 encuentros sin conocer la derrota tuvo un total de 19 partidos jugados en 80 días (6 en España, 5 en Alemania, 4 en Suiza, 2 en Austria y 1 en Checoslovaquia y Francia), y un balance apenas deficitario, con 7 victorias, 4 empates y 8 derrotas. Se registraron 32 goles a favor, Antonio Sacco y Pablo Terevinto lideraron la tabla de anotaciones con 9 y 8 respectivamente, y 33 goles en contra.

La mala organización de la gira, con resultados deportivos que se evaluaron como muy pobres, sumado a una pérdida económica que trepó a $ 9.000, generó la renuncia del Consejo Directivo de la Institución ante lo cual la Asamblea de Socios resolvió designar un gobierno provisorio que estuvo en funciones desde septiembre hasta las elecciones siguientes. Se mantuvo el mandato del Sr. Julio María Sosa pero hubo cambios en los cargos de Vicepresidente, Secretario General, Tesorero, Contador y Vocal.

Pese a las consecuencias a corto plazo es necesario hacer justicia con aquellos dieciocho hombres que llevaron por primera vez al viejo continente la enseña Carbonera, hasta tierras en las que algunas décadas después quedaría de manifiesto el dominio universal del Campeón del Siglo.

Fuentes consultadas: ABC Madrid (España), La Vanguardia (España), La Esfera (España), Le FIgaro (Francia), Le Petit Parisien (Francia), La Tribune de Lausanne (Suiza), http://www.eintracht-archiv.de, http://gallica.bnf.fr, http://hemerotecadigital.bne.es, http://prensahistorica.mcu.es

Autor - Álvaro Cabrera

Contacto: alvaro@campeondelsiglo.com

Lee también

Oficial: Gabriel Fernández es Carbonero

Uno más para afrontar los nuevos desafíos aurinegros ¡Bienvenido Gabriel Fernández a #Peñarol! pic.twitter.com/BrNFktKyJj — ...

23 comentarios

  1. ¡Tremenda nota! Muy buena investigación de archivos, ¡vamos Peñarol!

  2. que grande el carbonero!!!, no la tenía esta gira. Interesante!

  3. ¡Muy buen laburo! Ya superamos la audiencia de Estadio Uno.

  4. Que gran nota!!
    A Pablo Terevinto lo apodaban “cañon 42” por la potencia de sus disparos
    Es uno de los goleadores historicos ya que marco 125 goles
    PEÑAROL noma´!!

  5. GRAN NOTA!!!
    Gracias Alvaro por el trabajo que te tomaste. Pero es de gran valor histórico toda esta recopilación.
    Tiene que ir a un libro de historia peñarolense sin dudas!!

  6. Felicitaciones. Muy buen material.

  7. Esta bueno el informe del Troccoli que hizo el observador!
    no tengo nada contra la gente que vive ahi pero esta de menos

  8. Estimados muchas gracias por esta nota, en esa gira del 1927 jugo mi abuelo el nombre de el está mal escrito el se llamaba DEMIS DAGOSTO yo su nieto y mi hijo llevamos el mismo nombre.
    Tengo mucho material de la epoca guardado, del viaje y de los partidos que jugo PEÑAROL, fotos y notas, si las quieren publicar estoy a las ordenes !!!!!!!!!!!

    • Te felicito de corazón. Qué orgullo loco
      Eran tiempos en los que no se discutia quién era el decano.

    • Justo lo que yo decía. Gracias Demis, te felicito y te envidio (sanamente, si eso existe).

    • Hola Demis.

      Para mi es una sorpresa lo que decís. La gran mayoría de las veces, tu apellido lo he visto con apóstrofe. Inclusive en algún libro de la década del ’40 que tengo.

      Abrazo.

      • A ver muchachos, por favor déjense de discutir si es D’Agosto, Dagosto, o D’agosto.
        Miren que los bobobolsos que entran a esta página lo pueden usar como argumento contra el Decanato…tipo: “D’agosto que jugó en el CURCC cambió su apellido a Dagosto para que en 1913 el Club Atlético Peñarol pudiera apropiarse de 22 años de historia de otro club….”

    • Mi abuelo materno se llamaba José Scarpa D´Agosto, y era primo hermano de Demis. Recordaba que su primo había fallecido muy joven a raíz de un golpe recibido en un partido. Nuestra familia proviene de Gioi, Salerno.
      Quiere el destino que la madrina de nuestro hijo sea sobrina nieta de otro jugador de aquellos tiempos, Antonio Campolo. Abrazos

    • Estimado Demis Dagosto, mismo que ya lo hize por otra vía, preciso saber si, por favor, tenés la formación carbonera que jugó y empató, el 22-05-1927, ante la Selección de Berna en Viena (Suiza).

  9. Excelente nota.
    Tenía idea de esta gira pero no de sus detalles que son IM-PRE-SIO-NAN-TES.
    Juro que leí la nota con una emoción como si estuviera pasando ahora…
    Y la leí como si hubiera encontrado en google que un abuelo mío se alistó a pelear por los aliados en una Guerra Mundial. Y fue un héroe.
    (Así siento nuestro pasado y por eso me caliento -tema decanato- con los innombrables que discuten y más me caliento con los nuestros que no se saben defender cuando TODA la prensa mundial se refiere en 1927 a una Institución con 36 años de vida).
    Es que Peñarol es así, una historia riquísima, incomparable, inigualable, ante la cual cualquier vicisitud negativa presente queda reducida a la mínima expresión.
    122 años de gloria.
    ¡PEÑAROL CARAJO PA’TODO EL MUNDO NOMÁS!

  10. Impresionante artículo!!!

    Para aquellos que le damos un valor superlativo a la historia de nuestra institución, este tipo de investigaciones tienen un interés muy particular.

    Felicitaciones y muchas gracias.

  11. tremendo! que buen articulo!

  12. Muy buen artículo Alvaro! te pasastes!

    off topic.
    http://www.youtube.com/watch?v=RRMs9FmEF3I
    miren los comentarios de ese video de un hincha de Peñarol, se llenó de gallinas jajaja estan envidiosas por el estadio!

  13. Cuanta y rica historia tiene el Glorioso!
    Felicitaciones por la nota!

    Me siento tentado a preguntar con el equipo actual
    que resultados obtendriamos en una gira similar???

  14. “ACUERDENSE TODO QUE TODO VUELVE… MENOS NACIONAL PARA EL SEGUNDO TIEMPO!!” jajaj muy buena la lei recien.

  15. Excelente informe!

  16. eL VIejo este es medio pelotudo de eso no hay dudas, dandole maiz a las gallinas que boludo este viejo esta más para una casa de salud que para andar ahi con un ladrillo en la mano

  17. Algun dia tendremos la revancha contra el barcelona y el bayern que hoy por hoy son los mejores equipos de europa aunque en alemania me simpatiza el dortmund tambien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *